About Us (Acerca de Nosotros)

The Child Protection Center (CPC) is a nationally accredited child advocacy center.

The CPC opened in 1996 to serve as a child-friendly, safe place where children and adolescents who are alleged victims of child sexual and physical abuse can make their statement about the abuse. This statement is called a forensic interview or extended forensic interview, depending on the age and level of development of the child.  Our goal is to do the best we can to find out what happened in a manner that is respectful of the child and as comfortable as possible for children and their families.

The CPC serves approximately 800 children annually at no charge. It is the only child advocacy center providing these service for alleged victims of child abuse in Jackson, Cass and a portion of Lafayette Counties in Missouri. 

The CPC also serves families or caregivers of victims of abuse. These services include crisis intervention, education about the legal process, and referrals for medical, mental health and social services for the child and family.

Before the CPC existed, a child who disclosed abuse often faced a seemingly endless battery of questions from law enforcement, social workers, child abuse investigators, and others -- all trying to learn the facts and circumstances of their abuse.  These interviews were held in places that are intimidating for adults and terrifying for children -- such as police stations or prosecutor's offices.  People with little or no training in how to talk with children were conducting the interviews.  The interviews were not recorded and the child's voice could be lost in the process of being interviewed in different places and by a variety of professionals.  Families received little support as they tried to grapple with what had occurred. 

Children are referred to the Child Protection Center by law enforcement or Children's Division (child protective services) after a report of abuse.  When children and their caregivers arrive at the CPC they are greeted by a caring, professional receptionist who helps put children at ease and answers preliminary questions from the family.  While at the CPC, children will speak to a Forensic Interviewer who has experience talking to children and has special training in child development and forensic interview techniques. This interview is digitally recorded and is made available to law enforcement, child abuse investigators, prosecutors and medical/mental health professionals in order to reduce the number of times a child is interviewed about their abuse. 

During the child's interview, a Family Support Specialist meets with the child's family to provide crisis intervention, referrals for specialized medical and mental health services, and information about the investigation and legal process. The Family Support Specialist also provides ongoing support and information to families following the child's interview at the CPC. 


El Centro de Protección de Niños (CPC por sus siglas en inglés) es un centro de defensa de menores acreditado a nivel nacional.

CPC se abrió en 1996 para servir como lugar seguro donde los niños y adolescentes que son presuntas víctimas del abuso sexual o físico pueden hacer su declaración sobre el abuso. Esta declaración se llama una entrevista forense o entrevista forense extendida, dependiendo de la edad y el nivel de desarrollo del niño. Nuestro objetivo es hacer lo mejor que podemos para averiguar lo que sucedió en una manera respetuosa que sea la más cómoda posible para los niños y sus familias.

CPC sirve alrededor de 750 niños cada año de forma gratuita. Es el único centro de defensa de menores que brinda estos servicios a las presuntas víctimas de abuso de niños en los condados de Jackson, Cass y parte del condado de Lafayette en Missouri.

CPC también sirve a las familias y los cuidadores de las víctimas del abuso. Estos servicios incluyen la intervención en caso de crisis, capacitación sobre el proceso legal y referencias con especialistas médicos, de la salud mental y de servicios sociales para el niño y la familia.

Antes de que existiera CPC, un niño que dio a conocer el abuso frecuentemente se enfrentaba con una multitud de preguntas de la policía, trabajadores sociales, investigadores de abuso de menores y otros—todos tratando de saber lo que pasó y averiguar las circunstancias del abuso. Estas entrevistas se llevaban a cabo en lugares que resultaban intimidantes para los adultos y hasta aterradores para los niños, como el departamento de policía o la fiscalía. Las entrevistas se hacían por personas con poca o sin ninguna capacitación en cómo entrevistar a los niños. Las entrevistas no se grababan y la voz del niño se podía perder en el proceso de ser entrevistado en diferentes lugares y por diferentes personas. Además, las familias recibían poco apoyo mientras trataban de lidiar con lo que había ocurrido.

Tras una denuncia de abuso, los niños reciben una referencia al CPC por la policía o por los Servicios de Protección de Menores (Child Protective Services). Cuando los niños y sus cuidadores llegan al CPC, son recibidos por una recepcionista comprensiva y profesional que ayuda a los niños a sentirse seguros y calmados y brinda información preliminar a la familia. Durante su estancia a CPC, los niños hablarán con un entrevistador forense que tiene experiencia en hablar con los niños y capacitación especial en el desarrollo del niño y las técnicas de la entrevista forense. Esta entrevista se grabará digitalmente y se pondrá a disposición de la policía, los investigadores del abuso de menores, fiscales y profesionales de la salud física y mental con el fin de reducir el número de veces que un niño es entrevistado acerca de su abuso.  

Durante la entrevista con el niño, un especialista de apoyo a la familia se reúne con la familia del niño para proporcionar intervención en caso de crisis, referencias para especialistas en la salud física y mental e información sobre la investigación y el proceso legal. El especialista en apoyo a la familia también ofrece apoyo continuo y sirve como fuente de información a la familia después de la entrevista del niño a CPC.